«

»

Una maestra enseñaba a Pepa Calderón en la casa donde servía

El testimonio

 – Una maestra del cortijo venía a enseñarla a la casa donde ella servía

En La Dehesilla había un cortijo de un señorito, y varias chozas de piedra y techado de castañuela. La castañuela la cogían en el río. Pasados los años, a la gente que vivía ahí les dieron parcelas, y se construyeron sus casas.

Había una escuela llevada por tres hermanas mayores, que se dedicaban a dar clase a los chiquillos. Una de ellas se llamaba Curra. La mayor, que tenía un hijo, era quien llevaba la escuela, y las otras dos la ayudaban.

Yo me fui a servir con ocho años en casa de Pura y Feliciano, y una de las maestras venía a esta casa para enseñarme. Mi hermana Catalina aprendía escuchándolas, mientras lavaba ropa. Pero se murió la hermana mayor y se tuvieron que marchar.

Cuando vivíamos en la finca de El Moro, a veces le ayudaba a Juan Quero a ordeñar las cabras, porque nos sentíamos mayores y queríamos trabajar. Yo arrimaba leña para la candela, para amasar, y traía agua en un burro de los Quero: hacía dos cargas, una para ellos y otra para mí.

De El Moro fuimos a vivir a El Alamillo (El Puntal), y mi padre se hizo recovero: iba a Algeciras en su caballo a por cosas y las vendía por el campo. En El Alamillo me casé, y allí tuve mis hijos. Por El Alamillo venía un maestro, que enseñaba de casa en casa. Una vez que vino, mi hijo estaba guardando los pavos; ¡tuve que ir en busca de él, pues el maestro no podía esperar! Después tenía que marchar para enseñar en otra casa.

La persona

– Josefa Calderón Bermúdez

Nació en 1928. Son cinco hermanos. Su familia era de Conil.

Hacia 1933 se fueron a La Dehesilla, finca cercana a Zahara. Hacia 1937 su padre arrendó una huerta en la finca de El Moro, para trabajarla como hortelano. Y cuando se hizo el reparto de tierras de Tahivilla, su tío materno consiguió una parcela y su padre fue a trabajarla con él.

Vive en la Residencia San José de Tarifa.

Testimonio recogido en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *