«

»

Necesidad de escuelas rurales en La Costa

El testimonio

– Necesidad de escuelas rurales en La Costa

En esos años llovía mucho. Yo no tenía coche; y como yo, ningún vecino del campo. Había que venir en burro.

En Cuatro Caminos (entrando por el km 90) tenían que haber hecho una escuela para los niños de esta zona. Si hubieran hecho ahí una escuela, servía para La Costa y para Arroyo Viña. Hubieran estado mejor los niños, y los maestros también.

Mi primer hijo nació en 1961. Fue al internado de la Huerta del Rey (Residencia Escolar), pero no le gustaba. Se llegaba a Tarifa montado en un burro. Llegaba lleno de barro, y mi madre, que estaba en Tarifa, le tenía preparada ropa limpia.

Cuando lo prepararon para hacer la primera comunión dijo, “a mí me matan, pero yo no voy a la escuela”. Entonces le puse con un maestro particular que enseñaba en El Retiro, don José el Gordo.

La persona

– Juan Díaz Vasallo

Nació en 1931. Son tres hermanos. Sus padres vivían de la agricultura. Su abuelo paterno, en una tierra arrendada en El Hondón (Guadalmesí). A principios del siglo XX su abuelo materno llegó a Oliveros como guarda de animales para los Núñez Morales, y aquí se instaló su familia.

Se casó en 1958 y se trasladaron a Tarifa hacia 1980.

Actualmente vive en Tarifa y a diario atiende los animales y huerta en su casa de Oliveros. Parte del camino lo hace andando, y parte a lomos de su burro.

Testimonio recogido en 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *