«

»

Cuando tuvo hijos entendió la decisión de su madre

El testimonio

– Una vecina les daba clases en la escuela ermita de El Realillo. Cuando tuvo hijos entendió la decisión de su madre.

En Los Boquetillos había siete vecinos. Allí vivía un hombre a quien llamábamos Curro el Maestro o Curro El Pequeño. Por algún motivo, nosotras no aprendimos con él. La gente fue emigrando y cuando mis padres se vieron solos, hacia el año 70, se trasladaron a La Gloria.

Cuando yo era pequeña ya estaba la Escuela Hogar en Tarifa. Muchas niñas y niños de mi edad, entre ellos algunos primos míos, fueron a estudiar allí. Los padres los llevaban en caballo o en burro, como podían, hasta San José del Valle, y de allí llegaban en autobús público a Tarifa. Se quedaban dos semanas, y de vuelta igual.

Mi madre no quiso que fuéramos a esta escuela, porque le daba mucha pena y no quería que nos separásemos de ella. Yo se lo reproché muchas veces, porque me hubiera gustado tener otras oportunidades, pero cuando me casé y tuve hijos entendí su decisión como madre.

Cerca de casa se abrió una escuela rural por iniciativa del obispado, en la ermita de El Realillo o de La Gloria, que casi no tenía uso. Dolores Ruiz Jiménez, una vecina nuestra que tenía unos veinte años, nos daba clases.

La persona

– Pepi Pacheco España

Nació en 1965 en Los Boquetillos. Es la menor de cuatro hermanos. Sus padres habían nacido allí mismo y tenían una tierra de labor.

En los años setenta su padre trabajó como albañil en las casas de la Playa de Los Alemanes (Zahara de los Atunes).

Testimonio ofrecido en 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *