You are here
Home > Testimonios > Aprender >

Estudió con Juan y El Requetem, y en la escuela de Algeciras

El testimonio

– Su madre no pudo ir a la escuela por enfermedad. Ella estudió con dos maestros ambulantes: Juan y El Requetem, y después entró en la escuela pública de Algeciras.

Mi madre nació en 1937 y se crió cerca de Tarifa. Su hermana aprendió en la escuela, pero ella no pudo aprender, porque cuando tenía la edad adecuada cogió endeblez y se quedó sequita. Sabe firmar porque nosotros las enseñamos.

Cuando mi madre se casó, siguió en el campo, trabajando. Al río a lavar. Sin agua corriente ni luz. Recuerdo que mi abuela tenía el patio precioso de flores, y cuando íbamos a verla nos mandaba al río a por agua, pues tenía un baño de zinc que debía estar siempre lleno de agua, para poder regarlas cuando fuera necesario.

Yo tendría seis o siete años cuando recibí clases del maestro Juan; en el año 1969 ó 1970. Éramos 8 ó 10 niños en clase. En una casita de un vecino que había sido un pabellón militar (los militares lo entregaron, porque cuando cogieron los terrenos no pagaron nada a los vecinos), puso la escuelita. Daba clases por las mañanas a los más pequeños, y por las noches a los adultos. Nos ponía cosas en la pizarra, y nosotros llevábamos una libreta y un lápiz; no llevábamos libros.

Cuando Juan dejó de dar clases vino un maestro a quien le decían El Requetém. Era soltero y vivía con su madre en la parte de Guadalmesí llamada Arenillas (en la costa). Él se dedicaba a ir por las casas clases a los niños. A cambio de las clases, unos le pagaba y otros le ofrecían lo que podían: uno le daba de comer, otra le lavaban la ropa.

Por esos años, mis primas iban a la Residencia Escolar. Sus padres vivían en el campo, ellas estaban entre semana en la Residencia, y el fin de semana iban a casa de los abuelos en El Camorro, muy cerca de Tarifa. Los padres las recogían o las visitaban cuando podían, llegando en burro hasta Tarifa.

En 1971 me mandaron a Algeciras con una tía mía. Mis padres y mis dos hermanos se quedaron en el campo. Entré en la escuela nacional de Algeciras en primero, con ocho años. Sabía un poco más que mis compañeros y era mayor que ellos, por eso me pasaron a tercero al poco tiempo. Pero no llegué a acabar octavo, porque no era muy buena estudiante.

La persona

– Javiera Gutiérrez Delgado

Nació en 1963 y es la mayor de tres hermanos.

Sus abuelos paternos nacieron y vivían en Guadalmesí, arrendando la casa y la tierra. Consumían lo que cultivaban y vendían huevos, queso y otros productos.

Se crió en Guadalmesí y con ocho años fue a vivir a Algeciras, para poder ir a la escuela.

Vive en Tarifa y pasa los fines de semana en Guadalmesí.

Ofreció su testimonio en 2012.

Deja un comentario

Top