«

»

Fausto Ruiz Galán y Lorenzo Vázquez Zardain, maestros de campo

El testimonio

– Aprendió con los maestros de campo Fausto Ruíz Galán y Lorenzo Vázquez Zardain

Todos los hermanos ayudábamos en la casa casi todo el día, guardando los animales y recogiéndolos al atardecer. Todos aprendimos con un maestro ambulante, los mayores menos que los pequeños, porque tenían que dedicarse al trabajo.

Primero estuvo Fausto Ruiz Galán, que era muy inteligente. Cuando se fue a trabajar a una escuela que se abrió en le cortijo de La Zarzuela le sustituyó don Lorenzo.

Don Lorenzo comenzó a trabajar como maestro ambulante con un recorrido similar a Fausto. Iba por las casas de los trabajadores de La Parrilla (desde El Conejo, donde vivían los Casas, hacia Retín), Tapatana (a los hijos de los trabajadores de la finca de Carlos des Allimes: hermanos Reina, Juanín, etc), los Derramaderos de Núñez (con los ganaderos García, Morales y Márquez en el cortijo). Y en las propiedades de los duques de Lerma, por Tahivilla.

En su recorrido, Lorenzo pasaba noches alternas en la venta de Retín (mi casa).

Aprendíamos con la enciclopedia Dalmau Carles Pla y la de Luis Vives. Cuando venía a casa, entre otras cosas nos enseñaba taquigrafía, escritura que él dominaba. No tuve la necesidad de usarlo mucho, porque los avances en la grabación y en la escritura dejaron atrás su necesidad, pero todavía no se me ha olvidado la mayoría del alfabeto.

Con once o doce años, me propuso prepararme para el examen de Bachiller Elemental, de primero a tercero. Un día del mes de septiembre me acompañó al Instituto de Isla Verde, en Algeciras, para hacer las pruebas. Allí nos pidieron el justificante de la matrícula que debía haber cumplimentado en junio. Lorenzo, que era algo despistado, no se había acordado de aquello. Y, por supuesto, no me permitieron hacer el exámen.

Creo que trabajó en el Ministerio de Hacienda antes de la Guerra Civil. Aunque no tenía título, era un buen maestro y tenía muchos conocimientos. No estoy seguro si había sido desterrado o bien huía; lo cierto es que él estaba en contra del régimen franquista. Él vino hacia 1949, para trabajar en la construcción del poblado de Tahivilla, dirigida por el Instituto Nacional de Colonización, y se quedó.

No tenía contacto frecuente con su familia, aunque recuerdo que escribía a un sobrino. Muchos fines de semana marchaba a Algeciras, y bebía mucho.

La persona

– Manolo Salado

Nació en 1939. Eran ocho hermanos. Su familia vivía en la Venta de Retín (en el cruce de la carretera de Cádiz hacia Barbate). Su padre llevaba la venta, era tratante de ganado, y criaban animales.

Vive en Sevilla.

Testimonio recogido en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *